Selección

La selección de un buen perro reproductor es una tarea dificil. No se trata simplemente de que el perro tenga pedigree o cumpla un estandar. Las exigencias como verdaderos profesionales nos han de llevar a un verdadero estudio de las condiciones fisicas genéticas y todos los caracteres transmisibles que podemos controlar. Desde el color, el pelo, la forma de la cola o una correcta inserción de las orejas son factores que en mayor o menor medida podemos y debemos controlar para que nuestros labradores sean "típicos" además de sanos y unos buenos compañeros. La pasión es por lo tanto nuestra mejor aliada en esta magnífica afición que sólo unos pocos entienden....

Los comentarios están cerrados.